Museos y participación: los pequeños cambios son poderosos

Imagen cortesía del Museu Picasso de Barcelona. Foto: Conxa Rodà

Imágen cortesía del Museu Picasso de Barcelona. Foto: Conxa Rodà

Sobre la sesión “La función social de los museos” de Nina Simon en el Museo Picasso.

Nina Simon es experta en diseño de procesos participativos y espacios de aprendizaje para visitantes de museos. Desde que publicó su libro en Internet, The Participatory Museum, Simon ha multiplicado su trabajo y viaja por todo el mundo explicando cómo convertir la cultura en una experiencia interesante para las personas. Una de sus últimas paradas formativas fue en Barcelona el pasado 17 de noviembre. El Museo Picasso la invitó a impartir una conferencia y un taller dirigido a profesionales del sector cultural. El objetivo de esta enriquecedora jornada fue abordar la función social del museo través de las estrategias y las dinámicas de participación con los públicos.

“Para ser participativos, los museos deberían ser lugares de uso cotidiano, espacios de confianza que inspiren al público a crear y compartir “.

La receta de Nina Simon es clara y sencilla pero se convierte en todo un reto para el cambio en instituciones más tradicionales, donde la interacción museo-público es casi inexistente. ¿Cómo conseguir que las instituciones culturales sean espacios más abiertos para el visitante? La pregunta preocupa, visto el numeroso público asistente a la conferencia de Simon y la cantidad de preguntas que surgieron al final de su presentación. ¿Están preparados los trabajadores de los museos para este cambio? ¿Cómo se puede convencer a los directivos de que la participación no supone una pérdida de autoridad? ¿Qué hacer con el contenido generado por el público en un proyecto?

Nina Simon respondió a todas las cuestiones incidiendo en una premisa básica: hay que observar qué hacen los visitantes dentro de nuestro museo y planificar cómo queremos relacionarnos con ellos.  Simon enseñó, a través de múltiples ejemplos, que es posible construir nuevos modelos de relación con los públicos con pequeñas y efectivas ideas. Es cierto que la mayoría de casos que Simon planteó son de centros estadounidenses, donde, tal y como aseguraba la consultora en una conversación, el público está mucho más acostumbrado a participar de forma más directa en los proyectos museísticos.

La sensación que tenemos algunos de los profesionales que trabajamos en proyectos participativos es que los procesos de relación con los públicos soncomplicados: porque prima siempre la autoridad del museo sobre el feedback del público o porque cuesta mucho conocer bien quién está al otro lado, los reclamados estudios de público. Las herramientas 2.0 han visibilizado y facilitado la relación entre personas pero sería un error creer que son la única vía de comunicación. A raíz de esto último, otra de las cuestiones planteadas fue cómo combinar espacio presencial con espacio virtual.

Quizás algunos echamos de menos más reflexión sobre la co-creación con públicos vinculada a proyectos culturales concretos – un proceso que el CCCB Lab está trabajando con la exposición Pantalla Global -. Sin embargo, el discurso de Simon sí nos transmitió las ideas, el optimismo y la frescura necesarios para llevar acabo nuevos proyectos y la sensación de que, como decía un personaje infantil de la televisión catalana, “los pequeños cambios son poderosos”.

Otros posts sobre la sesión

Ver comentarios2

Deja un comentario

Museos y participación: los pequeños cambios son poderosos