Las claves de Bitcoin y Blockchain

Bitcoin y Blockchain son una nueva generación de sistemas en Internet sin intermediarios, servicios financieros más justos, transparentes y accesibles.

money

El Tesoro de EEUU, el segundo paso en la destrucción del papel moneda. Máquina de cortar billetes por la mitad, 1914. Negativo de vidrio de la National Photo Company Collection. Fuente: Shorpy.

Algunos dicen que Bitcoin es la tecnología más disruptiva de Internet, después de Internet. Creo que no es una exageración. El secreto está en Blockchain, la red que sostiene la economía Bitcoin, una red capaz de transportar, además de monedas virtuales, toda clase de ítems digitales. Si con Bitcoin desaparece el concepto de banco central que acuña monedas, con otros ítems digitales se descentralizarían los servicios que expiden credenciales de identidad personal, los votos, los diplomas educativos, los certificados médicos, entre otros «certificados de propiedad». Y así comenzaría la desaparición de la burocracia, por lo menos en su monstruosa forma actual.

Qué es Bitcoin

Bitcoin es todo lo que el dinero es: en él se depositan y contabilizan valores, es intercambiable por casi todo tipo de bienes y servicios, nada más que no se transporta de mano en mano ni se acuña ni regula por un banco central. Por el contrario, Bitcoin se transporta bit a bit por las redes de Internet, y se crea y valida por sus usuarios.

Las monedas y los billetes, las tarjetas de débito y las transferencias electrónicas, son distintas formas de dinero; Bitcoin también lo es: mientras divisas como el euro o el dólar están respaldadas por el gobierno que las emite (dinero fiduciario), Bitcoin genera su valor a través de un sistema computacional que simula el minado de materias primas.

Es difícil creer que algo en apariencia tan intangible como Bitcoin actualmente nos permita comprar pizzas o reservar habitaciones de hotel. Sin embargo, insisto, Bitcoin es dinero como cualquier otro, por lo menos lo es en sus aspectos fundamentales.

Por otro lado, no olvidemos que, al igual que en la realidad física, en el terreno digital todo es un remix, así que Bitcoin es la culminación de una serie de tecnologías financieras y digitales, desde el bit gold de Nick Szabo hasta sistemas centralizados como PayPal, con ingredientes matemáticos únicos inspirados en viejos referentes como el trueque y la minería de metales preciosos.

Lo que hace especial a Bitcoin es que es una moneda viva que cambia y evoluciona todos los días, une código y conocimiento igual que Wikipedia, igual que todo Internet. Pero, ¿qué fue lo que hizo a Bitcoin tan popular y misterioso a la vez? En mi opinión, tuvo que ver la conjugación de tres partes:

  1. Una crisis. Bitcoin nació en medio de la devastadora crisis financiera de los Estados Unidos en 2007. Una crisis que demostró la fragilidad de las instituciones financieras causada por su profunda corrupción (la película The Big Short relata esta crisis de manera extraordinaria).
  2. Una oportunidad tecnológica. Bitcoin no resultaría práctico con la tecnología de hace quince años. Sin embargo, para 2008 estaba en marcha una combinación apropiada de tecnologías, principalmente software libre, aunque también hardware suficientemente poderoso para generar los primeros bitcoins y luego escalar fácilmente con equipos de cómputo súper especializado, como los equipos de Butterflylabs.
  3. Una leyenda. Bitcoin fue creado por un genio inescrutable llamado Satoshi Nakamoto, el personaje perfecto de un thriller tecnológico al estilo de los creadores de Matrix, un líder técnico con un discurso político preciso. Un líder que no existe salvo por las robóticas conversaciones que sostuvo con algunos programadores a partir de 2008 y hasta 2010 cuando desapareció de Internet. Nakamoto se fue de Bitcoin dejando cuatro legados:
  • Un artículo fundacional llamado «Bitcoin: A Peer-to-Peer Electronic Cash System», un manifiesto matemático-político contra el status quo del sistema bancario e ideas que desafían nuestra concepción del dinero.
  • Miles de líneas de software libre que ponen en práctica décadas de conocimientos en criptografía y sistemas computacionales para Internet.
  • Una comunidad con la habilidad técnica para sostener el proyecto en marcha, por lo menos en el medio plazo.
  • Y Blockchain, quizá su legado más importante, del que hablaré a continuación.

Qué es Blockchain

Olvidando su complejidad matemática, pensemos en Blockchain como un enorme libro de cuentas donde están registradas de manera pública todas —¡todas!— las transacciones de la economía Bitcoin. Esto nos permite saber a quién le pertenecen cada uno de los bitcoins generados a la fecha —sin romper el principio de anonimato, pues Bitcoin utiliza pseudónimos—. Esto ocurre todo el tiempo, puedes corroborarlo en Blockchain.info.

¿Qué hace a Blockchain una de las tecnologías más promisorias de la actualidad? Porque se convirtió en una maquinaria descentralizada, automática y masiva que produce… confianza. La misma confianza que sostiene cualquier moneda y su economía, incluida la de Bitcoin.

Satoshi Nakamoto se valió de la confianza absoluta que ofrecen las matemáticas y la criptografía para diseñar Blockchain. Y si esa confianza muere, ya sea por mal desarrollo del software o algún hacking malintencionado, Bitcoin también morirá.

Ahora bien, en tanto que Blockchain es una maquinaria que valida la propiedad y autenticidad de monedas virtuales como los bitcoins, entonces, ¿por qué no adaptarla y aprovecharla para otros objetos digitales o materiales?

Sabemos que nuestras instituciones sociales actuales requieren de oficinas intermediarias que validen y certifiquen propiedades: ya sea títulos universitarios, documentos de identidad, pasaportes, incluso propiedad intelectual como música y toda clase obras de arte, etc. Veamos algunos ejemplos de esto:

  • Bitpesa: una plataforma africana para el envío y recepción de pagos interbancarios. Elimina los altos costos que ofrecen intermediarios como Western Union y MoneyGram. En Chile existe Bitnexo, que hace lo propio con las transferencias entre Chile y China, y cabe mencionar que este proyecto fue ganador del concurso BBVA Open Talent en 2015.
  • VotoSocial: una plataforma hondureña que utiliza Blockchain para el voto electrónico. Elimina la burocrática intermediación que controla el conteo de los votos. Siendo un trabajo en marcha, el objetivo de VotoSocial es recuperar la confianza en los procesos electorales convirtiéndolos en procesos colaborativos.
  • Colu: elimina la intermediación centralizada de empresas u oficinas gubernamentales que validan la propiedad y autenticidad de boletos, cupones, música, entre otros ítems digitales.
  • Ethereum: este es un proyecto que viene del futuro o de la ciencia ficción. Así de singular y fascinante es Ethereum. Es difícil traducir lo que este proyecto pretende: digamos que es un software para crear «tus propias instituciones democráticas descentralizadas». Suena complicado, pero pensemos que con Ethereum no necesitarás ser un hacker de Blockchain para crear tu propia moneda, o sistema de votaciones, o plataforma de crowdfunding, o lo que quieras descentralizar. Ethereum pretende ser para la sociedad lo que WordPress fue para la web: abrir las puertas a la participación de los usuarios no técnicos. Aunque falta mucho trabajo por hacer, vale la pena tener este proyecto en la mira.

Blockchain representa una nueva generación de sistemas en Internet, ciertamente cada vez más proyectos están utilizando esta tecnología para diseñar sistemas que eliminan el control administrativo de los intermediarios: allí donde exista una autoridad central de confianza, Blockchain probablemente la sustituirá.

El estado de las cosas

Al día de hoy, Bitcoin y Blockchain están pasando por una serie de desacuerdos internos sobre su rumbo. Irónicamente, esta tecnología descentralizada por diseño está sostenida por un elemento centralizado: sus desarrolladores. Lo cierto es que está en la naturaleza del software libre el dividirse para crear nuevos proyectos, que en el caso de esas tecnologías está por verse. Recordemos que Bitcoin no es la única criptomoneda, existen decenas de ellas, como Ripple, Litecoin y Dash.

Por otro lado, aunque Bitcoin sigue siendo un experimento en muchos sentidos, las más grandes instituciones financieras del planeta como VISA, MasterCard, Citibank, UBS, Goldman Sachs, Barclays y Banco Santander, entre otras, están invirtiendo en proyectos propios o de terceros que involucran a la criptomoneda o las capacidades de Blockchain.

Esas instituciones ya reconocen el potencial de las criptomonedas y particularmente de Blockchain. No deberá sorprendernos que pronto utilicemos un producto financiero sostenido por esas tecnologías.

¿Qué hay del usuario final? ¿Puedo usar Bitcoin y Blockchain si no tengo conocimientos en ingeniería o criptografía? La verdad es que es cada vez más fácil. Hace veinte años era un asunto exclusivo de ingenieros crear una página web con texto e imágenes, hoy en día un niño puede crear toda clase objetos para Internet, conectarlos, darles vida, incluso vida artificial, prácticamente sin la intervención de código. Lo mismo sucederá con Bitcoin y las tecnologías relacionadas. Proyectos como los siguientes quieren hacer Bitcoin mucho más accesible y confiable:

  • Wayniloans: una comunidad latinoamericana de préstamos basada en Bitcoin (P2P Lending).
  • Cubits y Kraken: plataformas para comprar y vender bitcoins, ya sea con euros y dólares, a través de tarjetas de crédito.
  • Xapo: plataforma que permite gestionar tus bitcoins con la mayor seguridad financiera, incluso en bóvedas físicas.

Cualquier que sea el futuro de Bitcoin y Blockchain, es evidente que están inspirando una generación renovada de servicios financieros más justos, baratos, transparentes y accesibles. El potencial impacto social es enorme. Estemos atentos.

Bibliografía

  • The Age of Cryptocurrency: How Bitcoin and Digital Money Are Challenging the Global Economic Order (2015).
  • Digital Gold: Bitcoin and the Inside Story of the Misfits and Millionaires Trying to Reinvent Money (2015).
  • Blockchain Revolution: How the Technology Behind Bitcoin Is Changing Money, Business, and the World (2016).

Ver comentarios3

  • Enrique Góngora Padilla | 17 Mayo 2016

  • Aina | 06 Octubre 2017

  • Administrador | 09 Octubre 2017

Deja un comentario

Las claves de Bitcoin y Blockchain